“Volver a la Comunidad”

780
Entrevista a FLORENCIA CANSECO, Enfermera Profesional

FORMACIÓN DE PUEBLOS ORIGINARIOS | BECA DR MARIO ANASTACIO GONZÁLEZ ASTORQUIZA.

En octubre de 2014 se estableció el Programa de becas “Dr. Mario Anastacio González Astorquiza”.

Que permite a estudiantes de pueblos originarios de Tucumán y posteriormente también de Chaco, estudiar Enfermería Profesional.

Florencia Canseco tiene veintisiete años recién cumplidos, nació y se crió en la comunidad originaria de El Siambón a sesenta kilómetros de la ciudad de Tucumán.

Vive con su abuela, su madre y sus dos hermanas una de veinte años y una de un año y ocho meses.

Ella es la primera de la familia nuclear en obtener un título universitario, el de Enfermera Universitaria.

Mientras realizamos la entrevista Florencia va atendiendo a las personas que se acercan al Caps de Raco.

El modo en que ella escucha a los pacientes y el tono en que ella se dirige hacia ellos es tierno y cálido uno tiene la sensación de contención.

¿Cómo fue que surgió tu interés por la enfermería?

Siempre me gustó el tema de ayudar y de curar, desde chiquita.

También me gustaba el arte y la ciencia.

Cuando nace la oportunidad de estudiar por medio de esta beca, de la cual me entero por parte del cacique de ese momento, dije ¡por qué no!.

Ni lo pensé y dije, ¡esto es lo mío! y me anoté.

Contanos cómo fue tu experiencia durante la cursada

Yo no vivía en “la casa”1, ( casa comunal que FATSA pone a disposición de los estudiantes que no pueden trasladarse desde sus comunidades a la ciudad de Tucumán para estudiar).

Iba y venía todos los días, de lunes a viernes, recorría 120 km por día ida y vuelta en el colectivo.

También trabajaba los fines de semana de moza y con la beca y el trabajo sustentaba el viaje para realizar la cursada de la materia.

A los chicos los veía en las clases, era un grupo bastante lindo de unos 35 chicos.

Donde unimos muchas fuerzas fue en el momento de las prácticas, las prácticas las hacíamos en el hospital Parajon de Famaillá.

Hacíamos curaciones, también nos tocaron momentos medio trágicos.

Un suicidio y un nene de dos años que llegó cianótico, fueron pruebas de fuego.

Yo ahora siento que me puedo mover tranquila en mi área de trabajo, esto es un crecimiento constante.

¿Cuándo te recibiste?

Yo me recibí hace un año, en mayo, en octubre nos entregaron los títulos.

En diciembre yo ya estaba matriculada en el sistema, es decir ya tenía mi matrícula profesional. Y en enero ya estaba trabajando.

Si bien es un reemplazo ya estoy en el sistema.

Yo qué más quiero que haber podido profesionalizarme. Y voy a seguir formándome para plasmarlo aquí, con mi gente, la base del proyecto es ese volver a la comunidad.

¿Cómo fue la búsqueda de empleo como enfermera?

Yo ingresé aquí el 27 de enero, una compañera me llama y me dice que hay una posibilidad de trabajo en el Cadillal.

Entonces averiguo cuales son los pasos del sistema, y me dicen ¿por qué en el Cadillal? si en Raco necesitamos personal.

Ahí es que me comunico con la jefa de personal de acá, y por wasap me envía los requisitos.

Los reúno y presento la carpeta, me hacen las pruebas psicológicas y en una semana ya estaba empezando a trabajar.

¿Quiénes trabajan en el Caps?

En el Caps, somos 2 enfermeros, depende el día, hay días que somos dos, y hay días que yo estoy sola.

A la mañana está el servicio de odontología, fonoaudiología, psicología, y el médico clínico también el servicio de enfermería.

¿Cómo es tu rutina diaria, y cuáles son las tareas que realizás?

Me levanto a las 6 y llego al servicio a las 7, desayuno acá y 7:30 ya empiezo la rutina.

Me pongo el equipo de protección y va llegando la gente para empezar a atender.

Lo que nosotros hacemos es realizar un control de signos vitales del paciente para ver su presión arterial. Como está saturando el oxígeno, su frecuencia cardíaca, su temperatura.

Así depende de lo que el paciente demande, por ejemplo hay pacientes que son diabéticos y hay que hacer un control pura y exclusivamente de la azúcar.

Hay otros que son hipertensos y hay que hacer un control de presión entonces vamos viendo.

Con los niños el control de crecimiento y desarrollo, el control de las vacunas, colocación de vacunas.

Administración de medicamentos y curaciones, todos los días hay 2 o 3 curaciones.

Y después también realizamos el lado administrativo, nosotros como enfermeros nos encargamos de toda el área administrativa.

Cargar los formularios de atención que realizas, cargar las vacunas y lo vas subiendo al sistema para que en el sistema aparezca que se está realizando la vacunación correcta.

Hay planillas diarias, planillas mensuales, es un chequeo constante que requiere mucho trabajo y precisión.

La gente piensa que vos venís, atendés y te vas, y no.

Trabajo doce horas desde las 7 de la mañana hasta las 19 horas y paro a almorzar.

¿Cómo es el ambiente de trabajo?

El ambiente debe ser tranquilo para que el paciente se sienta cómodo.

Nosotros como personal de salud nos adaptamos a todo. Por ejemplo, en la teoría te dicen que para poner un inyectable tenés que tener una bandeja contenedora, todo el material estéril, la ampolla etc.

Pero vas al servicio y resulta que no tenés una bandeja y entonces te adaptas. No tengo bandeja, pero tengo la ampolla y el material estéril así se resuelve.

Así es, en la teoría una cosa y en la práctica te adaptás y resolvés.

¿Qué te gustaría decirle a la gente en general?

Primero quiero agradecer por la oportunidad.

Segundo es tratar de seguir profesionalizándome para poder brindar una mejor atención.

Y me gustaría decirle a la gente de mi edad o más chicos que aprovechen las oportunidades que le da la vida porque son importantes y te llevan a ser mejor siempre.

Yo siento que uno intenta siempre dar lo mejor pero que hay que buscarlo y hay que ser constante.

1-Se refiere a la casa comunal que FATSA pone a disposición de los estudiantes que no pueden trasladarse desde sus comunidades a la ciudad de Tucumán para estudiar.

Fuente: www.osinsa.org